Margarita

Son unos chicos muy majos, nos ayudaron a vender la casa del pueblo que no tenía ni papeles. No sabíamos ni si se podría vender ni que pedir por ella. Ellos se encargaron de todo.